jueves, 21 de febrero de 2013

Propol-Mel

Hoy sigo hablando de salud y de cositas buenas para ella.
He conocido una empresa de productos de propolis 100 por 100 naturales y holísticos.


El Própolis o propóleos es una resina cérea, de composición compleja y consistencia viscosa, que las abejas elaboran a partir de partículas resinosas de diferentes vegetales y que utilizan en la construcción, reparación y protección de la colmena. Ampliamente utilizado desde la antigüedad con diversas finalidades, actualmente se investigan las acciones, efectos y posibles usos del própolis en biología y medicina, destacando su utilización como suplemento dietético y en la industria farmacéutica.Y
El origen de su nombre es griego Pro (antes) - polis (ciudad). El protector de la ciudad. Las abejas recogen de los brotes de los árboles exudados que mezclan con sus mandíbulas con cera y secreciones salivares. Las abejas usan el própolis para la reparación, construcción, protección y aislamiento de la colmena. Así, la colmena es uno de los lugares naturales más estériles conocidos.
Contiene aceites esenciales que lo hacen oloroso y dependiendo del orígen botánico y de la época de recolección, su color varía de amarillento hasta pardo oscuro, su sabor de amargo hasta picante e insípido y su consistencia de más duro a blando. Se recolecta mediante diferentes métodos siendo las trampas el método menos agresivo para las abejas y el que mejor calidad ofrece.
En el própolis se han aislado más de 180 componentes. Destacan las resinas y bálsamos, que contienen flavonoides y ácidos fenólicos o sus ésteres (50%); contenidos muy variables de ceras (7.5-35%) que afectarán a los correspondientes restantes componentes; aceites volátiles (10%); polen (5%) e impurezas (4.4-19.5%). También contien pequeñas cantidades de terpenos, taninos, restos de la secreción de las glándulas salivares de las abejas y, dependiendo del origen, posibles contaminantes. Los compuestos activos son los bioflavonoides que incluyen flavonas, flavonoles, flavononas y flavononoles. La mayoría de estudios que se ralizan se centran en determinar su contenido en flavonoides y el posible uso médico de estos.
Dependiendo de la localización geográfica de la colmena y del método de producción empleado por el apicultor, la composición del própolis puede ser muy variable. Normalmente se evalúa el própolis por una prueba química que determina el número total de fenoles pero se sabe que los fenoles aislados no se pueden comparar a la acción sinérgica de todos los nutrientes del própolis en conjunto. Así, el orígen definirá claramente la calidad del mismo. Por un lado tenemos el próplis mediterráneo de panales productores de miel de flores que es el que ofrece mayor equilibrio. Por otro lado están los própolis italianos, suizos y del este de europa elaborados básicamente a partir de secreciones de pino (Pinus nigra). También están los própolis de Chile, Brasil y China elaborados con abejas que crecen en otro tipo de vegetación. Una colmena normal puede producir entre 80 y 400 gramos de própolis al año.
Un control de calidad mínimo para el própolis exige:
  • Estar libre de contaminantes tóxicos.
  • Contener bajos porcentajes de cera, materia insoluble y cenizas.
  • Definir su procedencia botánica para determinar el tipo de compuestos activos.
  • Tener contenidos elevados de principios activos.
Las actividades del própolis que se han estudiado hasta el momento son:
  • Antioxidante que protege de la oxidación aceites y lipoproteínas séricas mediante actividad antiradicales libres y efecto inhibidor sobre ión cuproso.
  • Antibacteriano y antifúnguico eficaz frente a la acción de muchas especies de microorganismos y hongos debido a su contenido en agliconas flavónicas y compuestos fenólicos.
  • Antivírico por su contenido en fenoles como los ésteres cafeíco y felúrico.
  • Estimulante de la inmudidad por vía oral.
  • Antiinflamatorio y analgésico también por la acción de ciertos fenoles como el ácido fenil-etil cafeíco o la kaempferida.
  • Antitóxico capaz de inhibir la acción de la quimiotoxicidad gracias a la galangina, otro flavonoide.
  • Remineralizante del esmalte dentario y anticaries.
El própolis es relativamente atóxico, dosis diarias de 1400 mg/kg no causan ningún efecto negativo en ratones, aunque masticar grandes cantidades de própolis en bruto puede producir náuseas y trastornos digestivos. También hay que tener en cuenta que siempre existe un porcentaje bajo de la población alérgica a alguno de sus componentes por lo que es necesario una prueba previa antes de la decisión del consumo o aplicación externa. 

Aqui os enseño las muestras tan maravillosas que me mandaron:

Caramelos de Própolis: Elaborados con propolis puro ligeramente pulverizado, sin azucar y sin gluten. Parael mal aliento, aparato bucal y garganta.

Gel de baño de Própolis: nutre, hidrata y suaviza a la vez que relaja tus sentidos

Protector labial de Própolis:
Elaborado con aceites vegetales y ceras nutritivas .
 Nutre, regenera e hidrata. Previene las grietas y el fotoenvejecimiento y es adecuado en caso de herpes labiales. Se puede usar para proteger el contorno de los labios y de los ojos cuando hace mucho frío. Máxima eficacia

Crema regeneradora facial de própolis:
órmula no grasa de rápida absorción. Nutre, regenera, reafirma e hidrata. Su uso continuado atenúa las arrugas y las manchas (gracias a la acción de la rosa mosqueta). Idónea para cara, contorno de ojos, cuello, y escote. Apta para todo tipo de pieles, se debe usar más o menos cantidad de crema según la tipología de la piel. Esta crema puede alternarse y/o complementarse con el ungüento de própolis propol-mel.
La cantidad de aceites esenciales puros que utilizamos en cada formulación aportan a nuestros productos sus innatas propiedades: La lavanda calma la mente. El romero eleva el ánimo y da claridad mental. El incienso favorece la introspección. El palo de rosaapacigua las emociones y nos invita a la alegría. La mirra nos conecta con nuestra esencia de vida y el mirto con el amor que hay en nosotros. La picea mariana restablece la energía vital. La crema facial, la crema de manos y pies, la loción corporal y el protector labial tienen un alto contenido en manteca de karité, un filtro solar natural. El karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. El factor de protección solar del karité no se puede cuantificar, así que no se recomienda el uso de nuestros productos especificamente para tomar el sol.
Nuestras cremas han sido concebidas como un alimento fresco. Se mantienen refrigeradas hasta que el cliente las adquiere. Si éste decide no utilizarlas inmediatamente podrá conservarlas en frío hasta el momento de su utilización. Una vez abiertas pueden permanecer a temperatura ambiente respetando siempre el período de utilización reflejado en el Símbolo PAO, que indica que las consumamos en 3 meses (leer más).
Composición: agua, manteca de karité (21,25%), glicerina vegetal, tintura de própolis propol-mel (2%), aceites esenciales de palo de rosa*, incienso*, romero, picea mariana*, mirra, y mirto, aceites de rosa mosqueta*, jojoba, aguacate, borraja y noni* (hojas, flores, fruta y semillas de noni maceradas en aceite de coco*), goma xantana (espesante alimentario natural), vitamina E, gliceril estereato (cera vegetal emulsionante), sorbato potásico y nisina (conservantes alimentarios). 100% ingredientes naturales, *8% certificados ecológicos. Contenido 50ml.
INCI: Aqua, Butyrospermum parkii, Glycerin, Alcohol, Rosa moschata, Simmonsdia chinensis oil, Xantham gum, Tocopherol, Aniba rosaedora, Persea americana oil, Borago officinalis oil, Cocos nucifera oil, Morinda citrifolia oils (leaves, flowers, seeds and fruit), Propolis cera, Botswellia rivae, Rosmarinus officinalis, Glyceril stereate, Picea mariana, Myrtus communis, Commiphora Myrrha, Potassium sorbate, Nisin, *Linalool, *Limonene (*moléculas presente de forma natural en los aceites esenciales que se deben hacerse constar en el INCI si superan un determinado % de la fórmula total).
----------
El olor de nuestros producos es simplemente el resultado de la mezcla de sus ingredientes y los aceites esenciales puros, no se obtiene mediante fragancias elaboradas con componentes obtenidos de aceites esenciales que sólo sirven para perfumar pero que han perdido sus propiedades esenciales.



                         
Y el producto esencial!! El Jarabe de Própolis:
Es un complemento alimenticio ideal para todo el año, pero especialmente desarrollado para usar en los meses de mas frio. Sin gluten
Este jarabe ha sido formulado seleccionando plantas con propiedades protectoras ante las adversidades del invierno. Hay que agitarlo bien antes de tomarlo. Se puede observar que es muy espeso. Esta espesura, aportada por mucílagos y pectinas vegetales, permite fluidificar y lubricar la garganta a su paso.
Ingredientes del jarabe de própolis: Sirope de ágave (el ágave es una planta del continente americano), miel, agua, zumo de saúco, tintura de própolis propol-mel (2%), extractos de salvia y llantén mayor, zumo de limón, extracto de tomillo, goma xantana (polisacárido natural usado como espesante) y sorbato potásico (conservante alimentario de origen natural). Tomar tres veces al día; adultos una cucharada sopera (15ml) y niños una cucharada pequeña (10ml). Contenido 250ml.
propolis-sin-gluten

¡ MUCHISIMAS GRACIAS A PROPOL MEL!

4 comentarios:

  1. Uo quiero algo!!! Tiene una pinta estupenda, sobre todo me he quedado con el labial tan natural. Besis

    ResponderEliminar
  2. Estos productos me parecen ideales
    un saludo

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido?